Categorías: Estilo de Vida

19 posiciones sexuales más placenteras para mujeres

Las posiciones sexuales con las que las mujeres sentirán más placer y lograrán alcanzar un orgasmo, ¡no le tengas miedo al sexo!

Aquí una lista de las posiciones sexuales con las que nos sentiremos más vivas que nunca.

El orgasmo femenino, uno de los placeres cumbres en la vida, uno de los tesoros de las relaciones de pareja, pero lamentablemente para muchas de nosotras, casi un enigma, un misterio que parece inalcanzable.

Según estudios sólo 30 por ciento de las mujeres llega al orgasmo gracias a relaciones sexuales con su pareja. Si no quieres aumentar estas cifras te damos las siguientes recomendaciones para que tu placer sea completo y llegues al clímax cada vez que tengas relaciones.

Para esto ayuda mucho preparar el ambiente. Caricias previas, besos cada vez más íntimos en zonas ocultas, jugueteos previos en los que la imaginación, la fantasía y por qué no, la perversión tienen preponderancia.

Las posiciones  que debes empezar a practicar:

La silla

Tu pareja tiene que sentarse en una silla y tú te sientas en su sobre él. Con las piernas puedes llevar el ritmo de la penetración, puedes recargarte en él para que te acaricie el pecho desde atrás o  que use sus manos para estimular tu clítoris.

La vaquera

Te sientas sobre tu chico que está totalmente acostado. Es muy excitante porque puedes ver a los ojos a tu pareja mientras diriges el ritmo de la penetración.

Vaquera inversa

Te sientas en tu chico, que está acostado, dándole la espalda. Así, él puede estimular tu ano mientras estás sobre él. A la vez, puedes estimular tu clítoris para obtener el doble de placer.

La supernova

En esta postura tú vuelves a tener el control al sentarte en tu chico y te balanceas sobre él. Esta postura requiere que él sea flexible. Los dos se ubican en la orilla de la cama y tú estás arriba. Cuando sientas que estás a punto de alcanzar el clímax, flexiona tus rodillas y muévete hacia atrás ligeramente a la vez que tu pareja baja su cuerpo hacia fuera de la cama. Por último, vuelve a inclinarte sobre él y habrás conseguido un orgasmo espectacular…

Piernas al hombro

Seguimos con la flexibilidad Es una de las mejores posturas para que alcances el orgasmo. En este caso, el hombre está sentado en una silla -puede utilizar un cojín para estar más elevado y que sea más cómodo para los dos- . Tienes que sentarte sobre tu pareja y colocar tus piernas sobre sus hombros.  Balancéate hacia atrás y toma impulso apoyando tus pies en la parte de arriba del respaldo. Las manos de tu pareja pueden estar sujetándote o, si no las necesita, las puede utilizar para acariciar otra parte de tu cuerpo. Deja libre tu imaginación.

La enredadera

En esta postura tú te acuestas en la orilla de la cama. Tu pareja junta tus piernas y las hace a un lado, de manera que tu clítoris y la vagina serán presionados al mismo tiempo.

La tarántula

Esta postura es relajada para tu pareja y muy placentera para ti. Tú estás sentada sobre él con tus rodillas flexionadas moviéndote hacia delante y hacia atrás y él está sentado con las piernas estiradas. Por la forma de estar sentados tu chico no podrá atender tu clítoris pero siempre queda usar la fricción del cuerpo.

El clip

Vuelves a sentarte sobre tu chico pero esta vez tienes que inclinar tu espalda hacia atrás. Tu pareja tiene las piernas estiradas. Tu clítoris está más expuesto, por lo que tu chico puede ofrecerte placer extra.

La canasta

También estás sentada en tu chico, que tiene las piernas estiradas. Esta vez te recargas hacia adelante, de manera que tu pareja puede besar tus pezones mientras te sujeta por las nalgas. Placer garantizado.

La fusión

Aquí hay máximo contacto. Te acuestas sobre tu chico, de manera que todo tu cuerpo está al alcance de la mano de tu pareja. Implica gran contacto y las sensaciones son únicas.

El sube y baja

Te sientas sobre tu chico y balanceas tu cuerpo sobre él. Tienes pleno control sobre tu cuerpo y tus ritmos. Tu pareja puede cruzar sus piernas o estirarlas completamente. Él se inclina hacia atrás mientras tú te colocas encima de él, pones tus piernas a su alrededor y lentamente bajas y subes, bajas y subes… Ya no es un juego de niños.

La amazona

Es para salir de la cama un rato. Se puede intentar en una silla sin respaldo. Asegúrate de apoyar los  pies en el suelo porque así será más fácil guiar tus impulsos. Aquí, los dos están en la misma posición pero, mientras tu chico está sentado en la silla, tú estás montada sobre sus muslos.

De perrito

Una clásica. Estás a cuatro patas apoyándote en los antebrazos. Él, de rodillas, te penetra por detrás. La profunda penetración favorece la estimulación de tus paredes vaginales y tu punto G. Además, el hombre tiene una visión muy excitante de todo el acto.

La montaña mágica

Primero se construye una montaña de cojines. Te dejas caer en este montón con el tronco hacia adelante. Abrázate a las almohadas, mientras él te abraza por detrás. Entonces, abre las piernas ligeramente, de forma que él se pueda arrodillar entre ellas y penetrarte suavemente.

Prueba también estás posiciones sexuales:

El barco

Tú vuelves a sentarte en tu chico, controlado el ritmo de la penetración pero esta vez no estás de espaldas, sino que te pones de lado. Así, tu chico tiene acceso a  tu clítoris y a tu ano, de forma que puede estimularlos a la vez.

La posición X

Tu pareja se recuesta en la cama con las piernas ligeramente abiertas. Te acuestas sobre él y le das la espalda. Estira las piernas hacia atrás en dirección a sus hombros. Tu cuerpo se va para adelante entre las piernas del hombre, donde te puedes apoyar tranquilamente. Para más impulso, te puedes coger a los pies de él. Luego empiezas a moverte y lograron la X del placer.

El relax

Tu pareja está acostado y tú te recuestas de manera perpendicular a él. Esta postura es perfecta para tomar aire durante una larga sesión de sexo. Pueden intercambiar caricias y miradas mientras retoman el impulso.

De ladito

Te acuestas de lado, dándole  la espalda a tu chico, que se arrodilla a tu lado, de forma que ambos están colocados perpendiculares entre sí. Tu pareja desliza la rodilla que está más cerca de ti, entre las piernas y te penetra. Tú, mueves tu pierna «libre» algo más lejos, así él tendrá una vista mejor de tu trasero y se podrá agarrar mejor a tus caderas.

La estrella

Semejante a la anterior pero en esta tú estás boca arriba. Tu pareja se monta a horcajadas sobre ti, pasando una pierna por debajo de su pierna doblada y echando uno de los brazos hacia atrás, para apoyarse. Esta postura  puede resultar un poco cansada, aunque es muy estimulante, ya que tienes las manos libres para acariciar a tu pareja o a ti misma.

Por Paola Juárez @marieclaire_la
Notas relacionadas: Las 8 posiciones sexuales que debes probar, según mujeres reales
Las mejores posiciones sexuales para las mujeres

Redacción Marie Claire

Compartir
Publicado por:
Redacción Marie Claire
Tags: MARIE CLAIREMarie Claire Méxicomujeresposiciones sexualessexo

Contenido reciente

¿Cómo usar la copa menstrual? Una experta resuelve todas tus dudas

Todas tenemos esa amiga que dice es una maravilla, pero ¿sabes cómo usar la copa menstrual? Le preguntamos a una…

1 mes atrás

Desigual presenta su cápsula más libre

Creada en colaboración con Miranda Makaroff, “Eva al desnudo” es una serie de prendas que hacen homenaje a la libertad. …

1 mes atrás

Gran homenaje a esos héroes sin capa, pero con cubrebocas

Gracias a las enfermeras y los enfermeros por todo su esfuerzo, son los héroes con cubrebocas. Conoce esta forma en…

2 meses atrás

Pelo largo de nuevo en tendencia para todos

Cada pelo cuenta una historia y cada centímetro tiene un valor que solo nosotros sabemos, esfuerzo en cuidarlo, peinarlo y…

2 meses atrás

5 tips para obtener los mejores chinos

Conseguir chinos definidos es cuestión de darle un cuidado especial. Sigue estos consejos para tener los mejores rizos de tu…

2 meses atrás

Colores: una colección inspirada por la tierra de J Balvin

La segunda colaboración de Guess con el cantante colombiano acompaña el lanzamiento de su más reciente álbum: Colores. Un photoshoot…

2 meses atrás