Dos titanes de la moda crean una colección que no te puedes perder

 

Alejandra Arango

La diseñadora de profesión, Victoria Bartlett -originaria de Gloucester, Reino Unido- es sin duda una autoridad en el medio editorial y la moda. Ha trabajado como vestuarista para celebridades como Bjork, Madonna, David Bowie, Pharrell Williams y Chloe Sevigny; como directora y editora de moda para grandes títulos y consultora para marcas como Miu Miu, Versace, Christian Lacroix y Theory. Uno de sus trabajos más recientes fue la dirección de moda para la portada de abril 2017 para Marie Claire México.

Stella, neoyorquina nacida en Japón, por su parte, es creadora del showroom “The News”, en Nueva York, lugar que desde hace diecisiete años se ha dedicado a descubrir y catapular talentos y firmas como Alexander Wang, The Row, 3.1 Philip Lim y Common Projects, entre otras marcas emergentes que conforman algunas de las propuestas más vanguardistas de nuestra época.

 

Aunque Ishii y Bartlett cultivaron una amistad desde hace tiempo, fue hasta el año pasado cuando ésta se materializó a través de Neverbefore, una colección de prendas que realizaron juntas y que, de acuerdo con Victoria, “nace como un rechazo a la manera en que el “ready-to-wear” ha encasillado la forma de cómo debería verse una mujer moderna y ocupada”. “Para mí, la manera actual de vestirse tiene que ver con un outfit multifuncional que puedas usar en cualquier momento”, asegura Victoria.

Así la pareja creativa presenta una colección para una vida activa en el mundo moderno inspirada en la era Bauhaus, en las formas de los kimonos japoneses y el expresionismo abstracto de Robert Rauschenberg. “El Bauhaus ha sido la época más liberadora y radical de la historia; muchas ideas modernas se crearon a partir de este momento, así que sus característicos bloques de color se integraron a la colección.

Tratamos de crear un camuflaje moderno al combinar el arte expresionista con las meticulosas líneas de los kimonos”, afirma Bartlett. La silueta, un tanto andrógina, es una fusión entre lo deportivo y la sastrería, logrando una aproximación a la tendencia Athluxe, que más que desaparecer, sigue evolucionando y parece reforzarse temporada tras temporada. Aquí, las telas y aplicaciones de tamaños exagerados juegan un papel importante.

Para Ishii, la colección es funcional “porque se creó desde el pensamiento en que la mujer moderna utiliza muchos cambios durante el día, y queríamos construir una serie de piezas que ellas pudieran transportar cómodamente sin tener que cambiar de guardarropa”.