Esta sesión de fotos para Playboy demuestra que la sensualidad no tiene talla

La modelo plus-size Molly Constable es la protagonista de este editorial, el cual está haciendo historia. 

 

@marieclaire_la

A pesar de que la revista Playboy se ha hecho famosa por mostrar a mujeres de figuras esbeltas al desnudo, parece que poco a poco ha comenzado a cambiar su dirección. 

Apenas hace un mes, la publicación del fallecido Hugh Hefner publicó a su primera conejita transgénero en portada, la activista y modelo Inés Rau, y este mes han decidido incluir en sus páginas a una modelo plus-size. 

Se trata de Molly Constable, una modelo de medidas reales (usa una talla 6) que demuestra que la sensualidad no distingue medidas. 

"Cuando mis agentes me dijeron que aparecería en la revista, me sentía un poco desconfiada por la historia de la revista", dijo la modelo a Cosmopolitan. "Pero cuando descubrí que Heather Hazzan tomaría las fotos, esto desapareció. Habíamos trabajado juntas antes y son algunas de mis imágenes favoritas". 

Y es que la fotógrafa encargada de las fotos, Heather Hazzan, ha enfocado su trabajo en destacar la belleza femenina, retratando a mujeres de distintas tallas y edades. 

En las imágenes, la joven modelo aparece en lencería, al desnudo y con vestidos femeninos en el bosque, todos bajo una atmósfera retro. 

Molly Constable- protagonista de las fotos- fue descubierta en 2012, cuando firmó con una agencia que la impulsó para aparecer en las páginas de Harper's Baazar, LOVE y otras revistas. 

La chica también constató que aún existen personas que cuestionan la diversidad, incluso en grandes publicaciones, algo que la ha hecho padecer discriminación. 

"Hice una sesión de fotos con una publicación grande y el maquillista no podía creer que yo fuera modelo y que fuera mi trabajo", contó. "He llegado al set para fotos grandes y el estilista me mira con desprecio y se dirige al director de arte". 

Sin duda, el resultado de estas fotografías es hermoso y apunta hacia una mayor apertura a la belleza distinta. ¿No crees? 

Crédito de fotos: Heather Hazzan e Instagram