Meghan Markle ya era millonaria cuando conoció al príncipe Harry

Ella no necesito de ningún príncipe para tener construir su propia fortuna. 

 

@marieclaire_la

Desde que se anunció su compromiso con el príncipe Harry, muchas personas han trato a Meghan Markle como si hubiera sido una chica del montón. ¿Machismo? ¿Clasismo? ¿Racismo? Podríamos asumir estos términos como detonantes, sin embargo, pocos conocen realidad.  

Mucho antes de que Meghan conociera al príncipe Harry, ya gozaba de muchos privilegios de una clase social alta y aquí te los compartimos.  

1. Estudió en un colegio privado de Hollywood 

El colegio donde estudió cuando niña era el Hollywood Little Red Schoolhouse, en donde el arancel anual es de 22.700 USD. 

2. Fue miembro de una fraternidad bastante selectiva entre las chicas de su Universidad 

No cualquiera se incorpora a una fraternidad en Estados Unidos. Debes pagar una cuota de incorporación, aranceles anuales que incluyen quedarte en la casa mientras estás en la Universidad y tener cartas de recomendación. Así es como se vive en la Kappa Kappa Gamma de Northwestern. 

3. Su madre vive en un barrio de clase media alta donde tiene amigos Barack Obama 

Su madre vive en View Park-Windsor Hills, el cual es conocido como “el Beverly Hills negro”, por contar entre sus vecinos con familias de clase media-alta y una población mayoritariamente afroamericana 

Los precios de las casas rondan los 770 mil dólares, con varias que superan el millón de dólares. Se trata de una zona tranquila del norte de Los Ángeles, donde vivió el músico Ray Charles durante años y es habitual ver al presidente Barack Obama visitando a algunos de los amigos que residen ahí. 

5. Su fortuna fue estimada en de 5 millones de dólares, sin contar los derechos de imagen 

Meghan vivía sin mayores problemas económicos, como parte de la clase media alta de Estados Unidos. Gracias a la serie "Suits", ganaba medio de millón de dólares al año y manejaba un Audi SUV. Por cada capítulo de la serie, Meghan facturaba alrededor de 50 mil USD, pero también contaba con patrocinios por 80 mil USD. 

Esto es una prueba más de que su amor por el príncipe es sincero, tan solo basta con ver su rostro cuando lo mira.