La princesa japonesa que renuncia a su estatus real por amor

Un cuento de hadas hecho realidad.

 

@HarpersBazaarMx

La historia de cómo una princesa se enamora de un hombre ajeno a la monarquía suena familiar a todos los cuentos y películas que en algún momento hemos visto. Sin embargo, esto se acaba de convertir en realidad en Japón después de que la princesa Mako decidiera dejar atrás su estatus dentro de la familia real para casarse con su novio de hace cinco años.

Mako es hija del príncipe Akishino y nieta del emperador Akihito y, aunque su padre y su hermano serían los próximos herederos al trono, las posibilidades de que ella se convirtiera en jerarca eran inexistentes sin importar su decisión en cuanto al matrimonio. Ahora, tras la elección de la joven de 25 años de dar el siguiente paso en su vida personal alejada de su familia, las distintas funciones que ha realizado en diferentes universidades y asociaciones quedarán en el pasado ya que no será más un miembro de la familia real.

Su novio llamado Kei Komuro es un abogado que también ha logrado desempeñarse como publicista al planear una serie de campañas de turismo en la ciudad de Fujisawa. Aunque el anuncio de su compromiso no se ha hecho de manera pública, se espera que los próximos días se de la buena noticia y se fije una fecha para la esperada ceremonia.

Podría resultar imposible que un acontecimiento como este fuera permitido por la familia real, sin embargo, una de las hijas actual del emperador lo hizo en 2005 al elegir el amor sobre su estatus.

¿Qué te parece esta historia?