Es oficial: Ivanka Trump ya es la Asistente del Presidente

Porque nepotismo…

 

@marieclaire_la

Desde que empezó la campaña electoral de Donal Trump, Ivanka, su hija mayor, siempre fue su sombra. La hija del presidente de Estados Unidos incluso ha fungido más de primera dama que Melania, aconsejando a su padre, defendiéndolo e incluso demostró su temperamento cuando un senador texano invitó a no votar por Trump.

Cuando la empresaria dejó su hogar en Nueva York para mudarse a Washington D.C. y estar cerca de la Casa Blanca, todo quedó dicho: Ivanka seguiría siendo la mano derecha del presidente en cada movimiento y en cada decisión. Tan fuerte se convirtió su figura en la administración que ya estuvo presente en la reunión con el líder japonés Shinzo Abe, se sentó al lado de la canciller alemana, Angela Merkel, en su visita oficial y posó en la mesa presidencial con el mandatario canadiense Justin Trudeau.

Aunque ya era casi un hecho, sólo faltaba oficializarlo: Ivanka Trump ya es, desde esta semana, una empleada de la Casa Blanca. Trump ha formalizado el rol de su hija en la administración bajo el título "Asistente del Presidente" (sí, estás leyendo bien), puesto que llevará a cabo desde su oficina en el Ala Oeste en la Casa Blanca, pero sin un sueldo, como bien ella ha confirmado:

“Escuché las preocupaciones que algunos tenían con mi deseo de aconsejar al presidente cumpliendo todas las normas éticas, por ello voy a servir como empleada sin cobrar en las oficinas de la Casa Blanca, estaré sujeta a las mismas reglas que cualquier otro empleado federal”, afirmó Ivanka en un comunicado.

Un movimiento más que evidencia el poco criterio del presiente al contratar ahora su hija, una empresaria mayormente conocida por sus líneas de ropa… 

Crédito de fotos: Getty Images