Este niño y perro con vitiligo están conmoviendo a internet

Carter Blanchard aprendió a quererse gracias a la ayuda de un amigo peludo. 

 

@marieclaire_la

Carter Blanchard estaba en el kinder cuando fue diagnosticado con vitiligo, una condición de la piel que ataca la producción de melanina y, por tanto, da lugar a que zonas de la piel pierdan pigmento. Para aquellos que tienen esta condición, los síntomas no siempre son los mismos ni ocurren en las mismas zonas del cuerpo. Algunos pierden pigmentación en los brazos, otros en las piernas, manos o cara. A este pequeño le afectó alrededor de los ojos.

Conforme esta condición empezó a esparcirse en su rostro, Blanchard empezó a sentirse inseguro. "Lo primero que me decía cuando se subía al coche es que odiaba su rostro y cómo se veía", expresó su madre, Stephanie Adcock a ABC News.

Un día, Stephanie se encontró con la foto de un labrador retriever que fue diagnosticado con vitiligo en el 2014. Al igual que Blanchard, Rowdy (el labrador) también tiene despigmentación blanca alrededor de los ojos. 

Stephanie pensó que su hijo tenía que conocer a Rudy, y a pesar de que tenía dos grandes limitaciones, la distancia y el dinero para costear el traslado, estaba determinada en hacerle un bien mayor a su hijo. Stephanie contactó a la dueña de Rowdy, y esta aceptó con gusto a que se conocieran. En cuanto a los medios para poder realizar el viaje, alguien se enteró de la situación de madre e hijo y les donó 5,000 dólares para el viaje.

Madre e hijo viajaron desde Oregon hasta Arkansas, y cuando Carter vio al perro, su mundo cambió. Primero abrazó a Rowdy durante horas, sin separarse. Además, según su mamá, conocer al labrador le ayudó a recuperar la confianza y a aceptarse, y regresó al colegio renovado, sin tristeza, y sintiéndose igual y no diverso a sus compañeros. 

Crédito de fotos: Instagram / @white_eyed_rowdy