Siete tips para tener un clóset ordenado

¿Estás cansada de no saber qué ropa tienes ni saber dónde está? Tenemos la solución para ti. 

 

@marieclaire_la

No importa si es grande o diminuto, si no sabes cómo organizar tu armario, te podemos asegurar que te tardarás más de una hora en encontrar ese vestido o esos zapatos. Si no quieres acabar usando la cocina o el baño como tu segundo vestidor -al más puro estilo de Carrie Bradshaw- hay que tener en mente varias cosas para tenerlo en perfectas condiciones. 

Con los siguientes tips presumirás un clóset de ensueño, ordenado y con todas tus prendas y accesorios a la mano.

NOTA: Para mejores resultados, saca todas las cosas de tu clóset para luego organizarlas. 

1. Verano/Invierno

La primera clasificación que tienes que hacer es dividir la ropa por temporadas. Aunque los jeans sirven para ambas, los abrigos y los bikinis simplemente no pueden convivir en el mismo espacio. Guarda lo que no uses en cajas o bolsas especiales debajo de la cama hasta que vuelvas a usarla, así ganarás espacio.

2. Categorías. 

Vestidos, abrigos, zapatos, accesorios... Cada grupo de prendas debe de tener un espacio determinado que no puede invadir al otro. Puedes también subdividir tu ropa por colores, para que te sea más fácil encontrar algo. 

3. Depura. 

De vez en cuando, es necesario ver qué es lo que usas regularmente y lo que nunca te pondrás (como esas plataformas amarillas con morado que estaban de moda hace 25 años). Pruébate todo y con lo que no te sientas cómoda, apártalo para donarlo o regalarlo. 

4. Iluminación. 

Tu armario debe de estar perfectamente iluminado, pues nos permitirá apreciar mejor cada prenda. Además, con más luz, se consigue una sensación de mayor espacio y amplitud. 

5. Organización. 

En cualquier tienda departamental o de decoración encontrarás múltiples opciones para ordenar tu armario. Desde ganchos, cajas chicas, cajas grandes, colgadores para accesorios, etc. 

6. Pequeños trucos. 

Como guardar zapatos en cajas con fotos o tener las bolsas en fundas especiales para que no se desgasten. 

7. ¡No compres por impulso!

Ahora que ya tienes tu clóset ordenado -y con mucho más espacio- trata de mantenerlo así. Si vas de compras, piensa siempre dos veces si en verdad necesitas la prenda y si la vas a usar.