Lena Headey revela el lado oscuro de la televisión

La actriz que da vida a Cersei Lannister en Game of Thrones cuenta que perdió papeles por no coquetear con los directores. 

 

@marieclaire_la

Aunque Game of Thrones es una de las series más populares, no todo es miel sobre hojuelas para una de las actrices.

Y es que Lena Headey, quien interpreta a Cersei Lannister, reveló en una entrevista que sufrió de depresión post parto durante la grabación de la serie, así como sus malas experiencias durante las audiciones. 

Durante la entrevista con su coestrella Maisie Williams para The Edit, reveló que negarse a coquetear con directores de casting ha hecho que pierda papeles. 

10 escenas antes y después de los efectos especiales

"Nunca he jugado el papel de ir a las audiciones y ligar; no lo he hecho", dijo Headey. 

Y al preguntarle si eso había evitado que obtuviera el papel, respondió: "Sí, y estoy muy contenta de no haberlo hecho". 

Esto no fue todo lo que explicó la actriz de 43 años, mamá de dos pequeños, sobre el lado oscuro de la televisión, también habló sobre la depresión post-parto que sufrió en el primer año de grabación de Game of Thrones. 

"Filmar fue horrible, estaba deprimida pero no lo sabía. Fui a ver al doctor y me puse a llorar. Ella me dijo que estaba enferma y le respondí: '¿Lo estoy? ¿Por qué?' ", dijo. 

Asimismo, la actriz habló sobre la dificultad de ser escuchada por ser mujer. 

"Mis colegas hombres pueden decir lo mismo y todos dicen 'es una excelente idea', y para mí es 'dije lo mismo 19 veces, pero decidiste no escucharlo o tomarlo en cuenta' ", agregó.