Alejandra García
Blog Marie Clarie
Alejandra García
#LaBatallaDeAle: entre el disfrute y los recuerdos
 

#LaBatallaDeAle: entre el disfrute y los recuerdos

 

Alejandra García

¡Hola! ¿Cómo están? ¡Confío en que muy, muy bien!

Aún sigo en los últimos detalles de las cocinas, son tantos y aunque me agobie un poquito he disfrutado mucho este proceso de cambio… Y voy a disfrutar aún más cuando finalmente esté ya todo listo, tanto la cocina de eventos como la Cocina de Ale, que es una cocina hecha y diseñada para compartir conocimientos, ideas e ingredientes con quien quiera estar ahí. ¡Me encanta la docencia! Por ahora no institucionalmente, sino en un ambiente mucho más relajado, donde no hay calificaciones sino platillos y menús que se compartan. Así que un par de cotizaciones más, ¡y listo! ¡A estrenarla! Mientras tanto, les quiero compartir la magnífica experiencia que fue participar en el “Festival de las Conchas y el Vino Nuevo” en Ensenada.   

Hubo de todo un poco y en varios escenarios. La UABC nos prestó una cocina a los chefs que la requeríamos para preparar alguna de las actividades en la que participaríamos, así que el primer día ahí estuve con Fer y Katsuji, dos de mis compañeros de Top Chef México.  

Esa tarde inició el Festival con una parrillada y un escenario en donde se estuvieron dando clases demostrativas de diferentes platillos utilizando como ingrediente principal alguno de los productos maravillosos que nos regala esta región del Océano Pacifico, ahí participe con uno de mis ingredientes favoritos: los mejillones. En el Festival estuvieron también Rodolfo, Eduardo, Adria y Kori… ¡Ah! ¡Recuerdos de los retos y convivencias del programa! ¡Me dio tanto gusto verlos por aquí en mi adorada Baja!

Esa noche a algunos nos tocó disfrutar de unas cenas espectaculares y a otros chefs les tocó prepararlas. Al día siguiente fue el evento más grande, el Festival en sí, en donde participaron restaurantes, vinícolas y chefs compartiendo muestras de platillos y vino con las miles de personas que fueron. ¡Fué muy divertido! Tan divertido que se me olvidó tomar fotos ese día para compartirles…

Aunque tengo que confesarles que a pesar de estar por el momento médicamente sólo en etapa de vigilancia, de que me siento físicamente muchísimo mejor y voy mejorando con los daños colaterales (decidí llamarles así a los efectos que me dejó todo el proceso de quimioterapias y radiaciones) como la neuropatía, memoria de teflón, en ocasiones un poquito de dificultad para articular frases y así, estoy también pasando por un proceso ya como de duelo, melancólica, de sentirme un poquitito perdida... estoy de repente en el “en esta fecha el año pasado salí del hospital” o “hace un año me estaba preparando para recibir mi primera quimio”, ¡y es increíble para mí que en realidad solo haya pasado un año!

Me dicen que estos sentimientos son muy normales para muchísimas personas que viven en situaciones similares a la mía, que desde el diagnóstico prácticamente estuve en todo momento con la adrenalina al mil en pie de lucha, viviendo cada situación como se iba presentando y no dejándome caer… Al estar ahora ya con la tranquilidad de haber terminado lo mas difícil de este proceso, la adrenalina baja y yo también. Son sentimientos que se sienten, se aceptan, se trabajan y se sueltan… ¡En eso estoy! En este proceso de trabajar y soltar todos estos sentimientos, que sean una parte de todo el proceso y no una pared donde me qudé estancada. Después de top estoy aquí, infinitamente agradecida de estar con vida, rodeada de personas que me apoyan y me aman. Soy feliz, cada día me recupero más y se que va a llegar el día en que escuche la palabra mágica: remisión. Aunque sea en 5 años o los que se requieran, no importa, ésa es la siguiente meta.

¡Nos leemos pronto!

¡Un abrazo fuerte, fuerte!

Ale