Alejandra García
Blog Marie Clarie
Alejandra García
#LaBatallaDeAle: de viajes y novedades
 

#LaBatallaDeAle: de viajes y novedades

 

Alejandra García

¡Hola! ¿Cómo están?  ¡Confío en que súper!

Yo feliz porque de nuevo me toca hacer maletas y regresar a la ciudad que este año creo que me ha visto más que mi adorada Tijuana: ¡Hermosillo!

Esta vez voy a diseñar, implementar y capacitar al personal de cocina de Xunuta  en el menú de desayunos que quieren estrenar para la temporada de Diciembre…

Me voy con la cabeza llena de ideas. Les platico que mi desayuno favorito son los Huevos Benedict, obvio nada que ver con la cocina mexicana y menos la sonorense, pero prometo encontrar la forma de incorporarlos en ese menú.  No se, chile colorado, chile verde, chiltepín… algo va a salir de ahí, ¡estoy segura!  ¡Ese menú de desayunos estará  de verdad para probarse!

¡Ya me lo estoy saboreando! Dos semanitas maravillosas de buen clima, carnes de pecado, quesos sin igual y las sobaqueras... Oh Dios, esas sobaqueras que tendré que aprender a hacer algún día…

Hermosillo fué maravilloso como siempre,  coincidentemente me tocó estar ahí el día que rompieron el record Guinness de la carne asada más grande del mundo. ¡Cómo me trajo recuerdos de cuando rompimos ese mismo record pero de la ensalada Caesar más grande del mundo hace unos años en Tijuana y fui honrada en ser uno de los 5 chefs que dirigieron ese enorme esfuerzo. ¡Qué tiempos!  Pero en fin, regreso al hoy y en Hermosillo en el hotel me conocen ya perfectamente y me siento casi como en mi casa;  el restaurante que asesoro ahí de verdad tiene tanto de mi, de mi corazón que lo siento como mío, los chicos de la cocina son maravillosos, le ponen todos los kilos del mundo y están ansiosos de aprender. Por cierto, allá fui a encontrarme con un ex alumno de hace muchos años,  del que tengo grandes expectativas.

A pesar de que fueron casi dos semanas en este viaje casi no hubo tiempo de nada, me la pasé del hotel al resta y de regreso al hotel,  pero aún asi disfrutando cada minuto del proceso creativo y la capacitación. ¡Me encantan!  Pero de los mejores momentos de este viaje, fue que el dueño de las carnes de Rancho el 17 fue a comer al resta, le encanto y yo, como toda una buena groupie (¡parecía quinceañera en la época de Menudo por el amor de Dios!!) fascinada platicando con él y pidiéndole la foto del recuerdo. ¡Que pena! Pero bueno, yo feliz con mi foto y el feliz con la comida.  Ya me platicaron que ha regresado varias veces más a comer con su familia. ¡Es como si me pusieran estrellita en la frente!

Pero bueno, les comparto también que tomé ya mi segundo tratamiento de Herceptin sin quimio. ¡Que maravilla!  Me canso, me da sueño pero nada que ver con esos días dramáticos después de las  quimios.  De hecho, estoy ya viendo mis opciones para las radiaciones que debo recibir; hay una opción de nueva tecnología que según lo que he investigado es mucho menos dañina que lo que había antes, se llama acelerador lineal y estoy buscando en dónde hay, y si estoy cubierta en esa área o solo la tecnología tradicional. ¡Ya les platicaré!

Lo he dejado pasar un poquito por tantas cosas que he escuchado y leído de los efectos también de las radiaciones, sobre todo la fatiga y el sueño, ¡imagínense!  La temporada que más trabajo tengo, y fatigada todo el tiempo.  Pero no cabe duda, la salud es lo primero y ya estoy viendo todo eso.  Debo reconocer que tengo al mejor equipo del mundo mundial en la cocina y debo apoyarme mucho más en ellos, así que prometo antes de terminar el 2015, por lo menos haber empezado mis radiaciones.

La novedad es que ya por lo menos en Tijuana no puedo andar con la pelona al aire, esta haciendo un frío intenso que me salieron todas las arrugar que había escondido todo el año, y empecé ahora sí a usar gorritos, mascadas y todo lo que me molestaba con el calor. Dos meses que se me cayeron las pestañas y todavía no aprendo a ponerme las postizas. De verdad, entre que tengo como dos manos izquierdas y la neuropatía, simplemente no me quedan bien y es de lo más divertido andar por la calle con las pestañas chuecas después de tres o cuatro intentos de ponérmelas y nada.  ¡Digo bah! ¡Que más da!  Y ahí voy como si fuera Barbie. Ya me las aprenderé a poner y si no, pues ya me crecerán de nuevo, ¿no? 


Y con eso me despido, aunque el blog vaya desfasado como por un mes, hoy que se publica es Nochebuena y  les quiero desear la mejor y más bonita de las Navidades. ¡Que sea un día lleno de salud, amor, de familia y amigos, de convivencia y de momentos de vida!

¡Un abrazo fuerte, fuerte!

Ale

#LaBatallaDeAle

Contáctame en Facebook & Twitter