Alejandra García
Blog Marie Clarie
Alejandra García
#LaBatallaDeAle: Los días sin quimioterapia
 

#LaBatallaDeAle: Los días sin quimioterapia

 

Alejandra García

¡Hola! ¿Cómo están? 

¡Confío en que maravillosamente bien!  

¡Yo sigo disfrutando cada día sin quimioterapias!  Es realmente una bendición que la medicina esté ya tan avanzada que  tenga los medicamentos y tratamientos para sanar enfermedades que hace años no tenían curación, pero en este caso, aun recibiendo este tratamiento con mucha gratitud, los efectos secundarios pueden ser muy pesados. 

Creo que el día exacto en que fui completamente consciente de mi situación médica, fue el día que se me empezó a caer el cabello. Fue una experiencia muy, muy emotiva a pesar de que ya sabía que ese día iba a llegar, y según yo estaba completamente preparada para ello. ¡Pero adelanto ese momento a 6 meses después y no tienen idea!  No sólo ya me acostumbré a “la pelona”,  ¡me gusta muchísimo! La disfruto, me encanta que de cierta forma es representativa del momento de vida que estoy viviendo y que lo estoy haciendo con todo el espíritu de vivir cada momento positiva y lista para vencer lo que se me ponga enfrente. 

Es chistoso, porque en general cuando entro a cualquier lugar las personas me voltean a ver, una mujer pelona no es lo mas común del mundo, ¿no?  Al principio era algo que me intimidaba, no era una sensación agradable, ¡pero ahora me encanta! Es una oportunidad más de compartir, ya que curiosamente, hay muchas personas que se me acercan y me preguntan o me platican y eso me llena de gratitud.  Además, tengo que reconocerlo: creo que no me veo tan mal sin cabello, y esa vanidad femenina a veces se me manifiesta en “la pelona”.

De hecho, como ya terminé con la fase de quimios y en las demás fases la caída del cabello no es un factor, podría técnicamente ya dejármelo crecer,  pero tengo ya tomada en un 99% la decisión de quedarme pelona hasta que termine todo el tratamiento, mi cuerpo expulse los restos de quimio, medicamentos, radiaciones, etcétera, y este “limpio”  de todas estas substancias. Todo este proceso dura más o menos 6 meses después del último tratamiento, así que unos meses más y después ya veremos si me quedo  con o sin cabello.

Ha sido una oportunidad el poder valorar de una forma tan intensa el que realmente lo externo va, viene o se acaba y lo único que permanece es nuestra propia esencia. ¡Ah!  Cuanto aprendizaje y cuantas bendiciones han acompañado a los momentos difíciles! 

Octubre fue el Mes Internacional del Cáncer y tuve la enorme oportunidad de compartir mi experiencia en un par de entrevistas.  La primera fue en mi cocina. Me encantó estar en uno de mis lugares favoritos del mundo, platicando de cómo ese lugar y esa cocina, han sido una parte enorme de lo que me inspira y me da fortaleza día a día.

El tener la bendición de cocinar y de trabajar en lo que amo, hace que el despertarme cada día sea un “¡qué padre, hoy tengo evento!”,  en vez de “¡todavía faltan tantos días para el Domingo!”. La entrevista que me hicieron fue parte de un reportaje sobre el tema, y fue un honor que me hayan invitado a compartir mi historia.

Así que empecé el mes con eso  a unos cuantos días de mi última quimio, que por cierto esta vez no le di ni oportunidad de tumbarme demasiado. Traía adrenalina al 1000%  porque el mes estaría intenso, divertido, con mucho trabajo (que como les digo, para mi no es trabajo, al contrario, lo disfruto muchísimo).

Salí de la ciudad por unos días a recuperarme, a cerrar este ciclo de varios meses que requiero pasar para decir “ya le gané”,  pero día a día y paso a paso.  Por lo pronto adiós a quimio, y sigo con un medicamento para reducir el riesgo de un segundo episodio de esta situación medica. Me dan unas semanas de “vacaciones”  y luego empezaré con radiaciones.

Recuerdo que cuando me diagnosticaron, después del shock del momento, uno de los primeros pensamientos que se me vinieron a la mente fue “bueno, unos mesecitos de tratamiento y ya”. Van a ser un poquito mas de unos mesecitos, y aunque hay momentos en que no veo para cuando,  nunca pierdo de vista que todo esto lo requiero por mi salud, y eso es lo mas importante.

Y como mi salud es lo más importante y estoy escribiendo a deshoras porque el día estuvo con infinitas actividades, me voy a descansar por hoy….

¡Les dejo un abrazo grande, grande!

¡Nos leemos pronto!

Ale

#LaBatalladeAle