Kalinda Kano
Blog Marie Clarie
Kalinda Kano
La insoportable condición de ser uno mismo
 

La insoportable condición de ser uno mismo

 

Kalinda Kano

Todos hemos escuchado en algún momento de nuestras vidas la famosa frase "sé tú mismo", muchas veces acompañada de la igualmente trillada frase "nunca cambies". Pero, ¿cuántas veces nos hemos detenido a pensar en lo que realmente significan esas palabras?

Ser tú mismo no es nada fácil, principalmente porque eso sugiere que ya sabes lo que eres y que estás a gusto con lo que eso significa y es por eso que estás dispuesta a defenderlo con la vida. ¿Quién realmente sabe quién es? ¿Acaso no es ese el chiste de la vida? Irte conociendo, creciendo...

Yo todavía no sé enteramente quién soy, y vaya que lo he estado trabajando. Me he investigado a mí misma cual detective, analizado todas mis acciones y pensamientos para ver si por ahí, entre mis momentos cotidianos, hay pistas que puedan llevarme al gran tesoro de lo que soy. He pagado psicólogos, tenido relaciones fallidas, cortado a las amigas que siento que ya no "van" con lo que soy ahora; he debatido mi punto de vista en juntas de trabajo y me he hecho la fuerte  para defender lo que me representa cuando realmente me siento débil e indefensa. He hecho muchas cosas que parecieran indicar que soy una mujer muy formada y muy definida y, a veces, creo que sí soy esa mujer, pero muchas otras no lo soy.

Me he dado cuenta que el primer paso para saber hacia dónde vas es saber para dónde no quieres ir, y creo que lo mismo aplica para conocerse a una misma. Podría ser un método extraño y hasta un poco negativo pero al menos define algo y eso siempre ayuda.

Yo no soy envidiosa, por ejemplo, ni me gusta la fiesta. Tampoco se me antoja la comida frita ni me interesa el fútbol. ¿Vieron? Saber lo que no soy en cierta forma sí me define y de ahí he ido trazando el mapa de la mujer en la que me he convertido.

A mí me gusta ser yo misma. No sabría cómo jugar a ser alguien más y sin embargo veo todo el tiempo y el gran esfuerzo que hace otra gente por seguir los pasos ajenos. No sigan a otros; ese camino ya tiene sus propias pisadas. Mejor tracen su propia vida, vayan a su propio ritmo y sean lo que son.

Y así, en esta idea de que todos los días vamos descubriendo lo que somos y cómo definirnos, es que llegué a alucinar la famosísima frase "nunca cambies", la cual yo sustituiría por: cambia siempre, no te estanques, síguete moviendo, crece, para eso estás viva.

K.

No olviden visitar mi sitio: www.kalindakano.com.mx