Kalinda Kano
Blog Marie Clarie
Kalinda Kano
Los superpoderes de la mujer moderna
 

Los superpoderes de la mujer moderna

 

Kalinda Kano

Hace unos días alguien me preguntó qué hago en mi tiempo libre. La respuesta es, ¿qué tiempo libre?, ¿qué es eso y dónde se consigue? Cuando tienes dos hijos, esposo y tres trabajos -como es mi caso-, el tiempo libre es casi como una leyenda urbana, un distante recuerdo de la adolescencia. 

Todavía me acuerdo de la etapa de mi vida en la que me “aburría", en la que me tiraba a ver la tele por cinco horas seguidas por que estaba descansando de mi vida nada pesada que consistía en trabajar tres horas, ir a nadar a la playa un ratito (crecí en Playa del Carmen, por cierto) y pasar la tarde con mis amigos haciendo nada. En ese entonces mi percepción era que la vida era muy difícil y por eso merecía tirarme a descansar. Qué lejanos esos tiempos y qué diferente el valor de las horas.

Ahora no paro. Soy de esas personas que está a mil por hora desde que abro el ojo en la mañana; ejercicio, juntas, hacer de comer, llevar a los niños a sus clases por las tardes, salir a cenar con amigos, hacer make up para editoriales, conducir en televisión, pintarme el pelo, darle besos al marido, apoyar a las amigas en las crisis amorosas, escribir en mi blog… Siento que soy como una superheroína sin capa ni superpoderes ni nada de eso que acostumbramos ver en las películas.

Las mujeres de hoy no somos como las de antes. Habrá quien piense que eso es malo, ya que las de antes eran excelentes madres, cocineras y esposas. Pero, en la evolución de la mujer y nuestra necesidad por crecer, ahora somos mucho más que eso y un poco menos también en algunos aspectos si tomas en cuenta que ya casi no tenemos tiempo de “atender” a los nuestros como se acostumbraba en la generación pasada. 

Ser todo lo que somos ahora es muy cansado pero también es inmensamente gratificante. Yo no cambiaría ni una sola cosa de mi vida. Bueno, quizá agendaría un masaje semanal, o me vestiría de blanco más seguido -esto del blanco estoy segura que todas las mamás lo van a entender perfecto ya que usar ese color es un deporte extremo cuando coexistes con niños-, pero fuera de eso, todo bien y en orden. 

La vida ajetreada puede funcionar perfecto si eres organizada y te aseguras de no perderte en el proceso. Y cuando hablo de pérdida me refiero a ese momento en el que te rebasa tu existencia, en el cual te das cuenta de que llevas semanas, o incluso meses, sin hacer nada que, por el simple hecho de hacerlo, te causa placer y no porque alguien más te lo pidió, como poner tu canción favorita en repeat 20 veces seguidas o sentarte a leer una revista, no hojearla en la fila del súper sino realmente verla, leyendo los artículos y toda la cosa. 

Darte tus tiempos es de suma importancia para poder ser las supermujeres que queremos ser. Puede ser que tengas hijos o que seas una mega empresaria, o tal vez lo tuyo es ser yogui de tiempo completo, o ama de casa. La verdad es que lo que seas es lo de menos, lo que yo creo que tenemos muchas de nosotras en común es el querer hacer muchas cosas; el no dejar que una sola cosa nos defina y no tener que caber inside the box.

A mí, vivir fuera de los estándares típicos me hace bien; ser la mamá de pelo azul que trabaja en la tele y estar casada con el amor de mi vida desde hace una década me hace feliz. No soy lo que parezco y justo eso es lo que me permite ser libre para decidir qué es lo que sí soy y en eso, por cierto, sigo trabando.

Gracias por leerme.

Kalinda

 

Crédito de foto: Kalinda Kano